La desigualdad territorial frente a la crisis del COVID-19: ¿Está preparada la ciudad?

Incidencia

En Chile, al 26 de marzo de 2020, 1.306 personas están contagiadas por el virus COVID-19. De ellas, 746 (57%) corresponden a la RM, según el último informe entregado por el Ministerio de Salud. Es una pandemia mundial, que amenaza con persistir durante varias semanas y desde nuestra área de Investigación Aplicada queremos observar cómo está preparada la ciudad y la población más vulnerable a esta contingencia.

Una de las primeras indicaciones fue “quedarse en casa”, y con el número de contagios en aumento, la cuarentena total es una de las alternativas. ¿Cómo pueden cumplir periodo de cuarentena las familias que aún no cuentan con una vivienda que cumpla las condiciones mínimas de habitabilidad?

Según la Encuesta CASEN 2017, el hacinamiento medio comprende 2,5 a 4,9 personas por dormitorio en la vivienda y hacinamiento crítico de 5 a más personas por dormitorio en la vivienda

Por lo tanto, ¿qué pasa con las personas que viven allegadas y hacinadas cuando se exige una distancia de al menos un metro para reducir las probabilidades de contagio?

Pese al llamado a quedarse en casa (y la cuarentena total en 7 comunas de la Región Metropolitana) muchas personas siguen trasladándose por la ciudad. Los tiempos de viaje demuestran que existe un alto porcentaje de la población que está obligada a estar expuesta muchas horas al trasporte público, arriesgando su salud, ¿cómo protegerlos?

Es urgente considerar que gran parte de los niños, niñas y adolescentes de la RM no cuentan con condiciones habitacionales mínimas para estudiar, ¿cómo avanzar en aprendizaje remoto? El 44% de los hogares, además, no tiene conexión fija a internet (según informe de 2018 de la Subtel)

El Estado debe buscar formas para resguardar la seguridad de las mujeres que sufren violencia en sus hogares, obligadas a aislarse con sus agresores.

Los/as adultos/as mayores, la población de mayor riesgo frente a la crisis actual, viven muchas veces en hacinamiento y allegados, arriesgando aún más su salud.

¿Qué pasa con las familias que se sostienen con jefaturas monoparentales y femeninas? ¿Cómo evitar contagios si deben salir y entregar el cuidado de sus familias a otra persona?

Esta crisis sanitaria es una amenaza real para todos, en particular para las personas vulnerables, por lo que deben tomarse medidas urgentes para evitar un impacto aún más masivo. Para evitar la propagación del virus, nos sumamos al llamado #QuédateEnTuCasa

 

Otras perspectivas

Desigualdad en el acceso a la cultura

En el Día del Patrimonio constatamos que el acceso a equipamiento cultural también se distribuye en forma desigual en nuestras ciudades, afectando el desarrollo equitativo de las personas

Vulnerabilidad social frente al COVID 19

Presentamos un mapa con el Índice de vulnerabilidad COVID-19, donde se revelan los lugares donde se concentra mayor población en riesgo por 3 factores (hacinamiento, pobreza y acceso a camas y ventiladores)

Por una ciudad justa

Habitar es vivir
en dignidad

Share This