Construcción Institucional en Valparaíso

Acción

Un año y cuatro meses tiene Michelle, de los cuales casi la totalidad ha estado hospitalizada por un daño pulmonar crónico, producto de diversas enfermedades que sufrió a los pocos días de nacida, las mismas que produjeron la muerte de Isidora, su gemela. Hellen Roblero tiene 20 años y es la mamá de Michelle e Isidora, a las que se suma Sofía, de tres años. Esta familia la completa Nicolás Parra, de 20 años también. Cuando Michelle cumplió un año, estaba en condiciones de ser dada de alta, sin embargo las condiciones en las que vive su familia hacían imposible esta realidad: por su situación médica requiere de una habitación para ella sola y condiciones sanitarias que la actual vivienda no tenía. “Fuimos al diario para buscar un medio que nos pudiera ayudar, salió la nota y nos llamaron del Serviu, pero era un proceso súper largo”, cuenta Hellen. Luego, en la Municipalidad de Valparaíso, una asistente social le dio el contacto de la Fundación Vivienda en la región y el caso fue recibido por nuestro Programa de Emergencia Habitacional en Valparaíso.

Al ser un caso que presentaba una situación compleja de salud de uno de los integrantes del grupo familiar, la Fundación gestionó la donación de una vivienda de 38 m2, forrada y habilitada para que Michelle pudiera tener las condiciones de vida que necesita. En su pieza debe estar conectado un ventilador las 24 horas, además de tener superficies fáciles de limpiar para evitar contagio de enfermedades. Para esto, debe tener un medidor regular y un automático independiente para asegurar el suministro eléctrico. “Apenas tengamos la luz y el agua, empezarán los trámites para que Michelle sea dada de alta”, dice su mamá.

La Fundación además se encargó de instalar la vivienda en el sitio que dispuso Jacqueline, la abuela paterna de Michelle. En tres jornadas de trabajo, cinco colaboradores de la Fundación levantaron la vivienda con sus divisiones interiores y además forraron las habitaciones. “Estoy súper agradecida con la Fundación porque gracias a ellos voy a poder sacar a Michelle del hospital y poder tenerla con nosotros después de un año”, cuenta Hellen.

Esta familia está muy ilusionada por poder tener a su hijita en casa. Si bien el futuro aún se ve complejo, hay esperanza de una vida mejor. “Espero poder avanzar harto con ella fuera del hospital, que cambie su ambiente, que pueda hacer más cosas porque en el hospital es todo más restringido, no puede contactarse con nadie. Ahora vamos a trasladar el hospital a la casa, pero va a estar con toda su familia, con más amor y todo”, cuenta Hellen.

Puedes leer más de este caso en esta nota del diario “La Estrella de Valparaíso” acá.

 

“Estoy súper agradecida con la Fundación porque gracias a ellos voy a poder sacar a Michelle del hospital y poder tenerla con nosotros después de un año lo vamos a lograr. Y poder tenerla con toda la familia y que sea otro ambiente para ella, más amor”.

Otras perspectivas

Celebramos un año en Valparaíso

Tras un año de trabajo en la región de Valparaíso, reunimos a diversos actores para presentar nuestros avances, el enfoque de derechos de la infancia y los desafíos a futuro.

Por una ciudad justa

Habitar es vivir
en dignidad

Share This